Gripe aviar



Una pandemia humana de gripe aviar podría costar a la economía mundial US$800.000 millones al año. Milan Brahmbhatt, economista senior de la región de Asia Oriental y el Pacífico del Banco Mundial, sostuvo una discusión con los internautas acerca de la gripe aviar, sus posibles costos y qué se puede hacer para prepararse.

Más información:

 Sitio web: Gripe aviar


Milan Brahmbhatt: Introducción de Milan

Milan Brahmbhatt: Antes de comenzar a responder las preguntas, sería útil hablar un poco sobre la gripe aviar y la gripe pandémica humana.

La gripe aviar, también conocida como la "gripe del pollo", es causada por subtipos del virus de la gripe que, por lo general, infectan únicamente a las aves y, en ciertas ocasiones, a los cerdos. En su forma altamente patógena, se propaga con suma rapidez entre las aves de corral y tiene una tasa de mortalidad que puede llegar al 100%, a menudo, en un plazo de 48 horas. Los brotes actuales del virus de la gripe aviar H5N1, que comenzaron en Asia sudoriental hace unos 2 años, son los brotes más grandes y graves registrados hasta el momento. La persistencia y la propagación del virus H5N1 entre las poblaciones de aves de corral plantean dos grandes amenazas para la salud del ser humano. La primera es la infección directa, es decir, que el virus se transmita de las aves de corral al ser humano. En la actualidad, el virus H5N1 no se transmite con facilidad, por lo tanto, el número de casos en seres humanos confirmado por la OMS sigue siendo relativamente bajo, unos 133 hasta la fecha. No obstante, cuando hubo contagio, la enfermedad causada por el virus H5N1 siguió un curso clínico inusualmente agresivo, con un rápido agravamiento y una elevada tasa de mortalidad. Es común la aparición de la neumonía vírica primaria, al igual que la insuficiencia de varios órganos. Hasta hoy, más de la mitad de los casos han sido fatales.

La segunda amenaza, que suscita mayor preocupación, es que el virus – si cuenta con oportunidades suficientes – evolucione hacia una forma muy contagiosa para el ser humano y se propague con facilidad de persona a persona. Semejante cambio podría desatar una pandemia mundial de gripe humana. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras organizaciones internacionales han advertido hace poco que la pandemia de gripe aviar es “inevitable” e “inminente”. No obstante, existe una gran incertidumbre respecto al momento, la virulencia y el alcance general de una pandemia humana, al igual que sobre la cantidad de personas que podrían enfermarse o morir, y las posibles repercusiones socioeconómicas que podría generar un acontecimiento de tal magnitud.



Ximena Suárez: ¿Cuál es la diferencia entre pandemia y epidemia, por qué se habla de la pandemia de gripe aviar y la epidemia de gripe, por ejemplo?

Milan Brahmbhatt: Bien, pienso que la diferencia entre una epidemia y una pandemia estriba en la magnitud. Una epidemia se define como una situación en la que surgen nuevos casos de una enfermedad humana con mucha más rapidez que la habitual. Cuando la epidemia está confinada a un lugar en particular, se trata a menudo de un brote. Por otra parte, cuando la epidemia se extiende a varios países, o incluso a todo el mundo, entonces se trata de una “pandemia”.

A modo informativo, en inglés existe el término “panzootic”, que se refiere a una pandemia entre animales. Precisamente en este momento, la gripe aviar se ha convertido en una “panzootic”, que afecta a muchos países del mundo.




Imen: comment la grippe aviaire se transmet à l'homme. merci

Traducción del Banco Mundial:
¿Cómo se transmite la gripe aviar al ser humano? Gracias.

Milan Brahmbhatt: En este momento, se considera que el contacto directo de las personas con aves infectadas o con superficies contaminadas por sus heces, es la principal ruta de contagio.
Hasta ahora, la mayoría de los casos ha tenido lugar en zonas rurales o semirrurales, donde muchas familias tienen pequeños corrales, pero también se considera que la exposición podría ocurrir durante la matanza, el desplume y la preparación de las aves para cocinar. Quisiera destacar que sigue siendo seguro comer pollo y sus derivados, siempre que se preparen y cocinen en forma debida.



Lilly Spokey: ¿Cómo calcularon que una pandemia podría llegar a costar 800.000 millones de dólares, cómo llegaron a esa cifra? ¿Cómo pueden hacer ese cálculo si nunca ha habido una pandemia de esa magnitud?

Milan Brahmbhatt: En realidad, recibimos muchas preguntas similares a ésta, por eso, en lugar de responder una por una y para evitar reiteraciones, pensé que sería mejor contestar a una o dos preguntas que abarcan gran parte del tema de las preguntas.

Bueno, en primer lugar, existe una gran incertidumbre en cuanto a las proporciones que podría adquirir una futura pandemia de gripe humana, por eso, las discusiones sobre las repercusiones económicas se basan más que nada en suposiciones generales y posibles panoramas de lo que podría llegar a ser una pandemia. De hecho, la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo, más conocido como SARS, que azotó Asia oriental en 2003 aporta ciertos indicios de importancia sobre la magnitud de los probables efectos económicos. De hecho, pienso que los cálculos que se han hecho hasta ahora sobre las repercusiones económicas toman como punto de partida la experiencia del SARS.

Veamos, en términos generales podemos visualizar tres tipos de impactos económicos. El primero se relaciona con la etapa actual de transmisión de la gripe aviar entre las aves, o de las aves a los seres humanos, y los otros dos se relacionan con el posible impacto durante una pandemia de gripe humana.

Así pues, durante la etapa en la que nos encontramos ahora, las pérdidas económicas se deben principalmente a la pérdida de la producción avícola y las exportaciones como resultado de la enfermedad o del sacrificio de aves, o bien, por la restricción de las exportaciones avícolas.
A nivel macroeconómico general, podemos decir que los costos para las economías de Asia oriental han sido hasta la fecha bastante limitados. Quizá algunas reducciones del PIB que han sido enmascaradas por el fuerte crecimiento económico. Pero podrían subir en el futuro, de hecho, algunos sectores y comunidades ya han pagado un alto precio. Por ejemplo, en economías como Viet Nam, donde la mayor parte de la producción avícola está en manos de pequeños productores, el impacto se ha dejado sentir en las familias rurales. Y según nuestros datos, en Viet Nam, la quinta parte más pobre de las familias depende mucho más de los ingresos procedentes de las aves de corral que las familias más ricas, de modo que la enfermedad afecta más a los pobres. Ahora, si consideramos el posible impacto económico más inmediato de una pandemia humana, es probable que dicho impacto no se deba precisamente a la muerte o a la enfermedad en sí, sino a los esfuerzos de la gente por evitar el contagio. Ésta fue al menos la experiencia durante el SARS – la gente trató de evitar el contagio reduciendo al mínimo el contacto directo con otras personas, con grandes efectos negativos sobre la demanda, especialmente en los sectores de servicios como turismo, transporte, ventas al por menor, hoteles y restaurantes.

Durante la epidemia del SARS, se produjo una pérdida económica inmediata cercana al 2% del PIB de Asia oriental en el segundo trimestre de 2003, a pesar de que el saldo fue sólo de 800 víctimas fatales.

Sin embargo, dado que la gripe pandémica sería una enfermedad que afectaría a todo el mundo y duraría más que el SARS, cabe suponer que el impacto económico se extendería por todo el mundo y podría prolongarse más que el del SARS.

Así pues, por ejemplo, si consideramos al mundo como una sola economía, ignorando las exportaciones y las importaciones, un posible receso del 2% del PIB en el transcurso de un año representaría una pérdida cercana a los US$800.000 millones.

Este cálculo es sólo para tener una idea de la posible magnitud. La firma consultora Oxford Economic Forecasting, que sigue esta misma clase de lógica, puntualizó que una reducción del 2% del PIB mundial en seis meses equivaldría a una pérdida de US$400.000 millones, y la describieron como una pérdida mínima. Creo que eso es correcto.

El resultado de un impacto global también produciría una caída en el comercio mundial que podría llegar a ser más grave que la del SARS, que se concentró en Asia oriental, y esto podría acarrear una pérdida del orden del cuatro al cinco por ciento del PIB mundial, que, según Oxford, ascendería a la pasmosa cifra de US$1,5 a US$2 billones. Así pues, si usted pensó que US$800.000 millones era mucho, en realidad no es nada, de acuerdo con otros cálculos relativamente bajos que circulan por ahí.

Además de los costos inmediatos de estos trastornos, una grave pandemia mundial de gripe podría implicar una pérdida importante de la producción mundial debido a la enfermedad, al igual que víctimas fatales dentro de la fuerza laboral. Por supuesto, se desconoce la cantidad de muertes que causaría esta pandemia. Un estudio que se llevó a cabo para los EE.UU. calculó que una epidemia moderada, semejante a la que ocurrió en 1968, podría provocar pérdidas en los EE.UU. por un valor actual de quizás US$100.000 a US$200.000 millones. El grupo de Oxford que realizó el estudio anticipa una pérdida anual de la producción mundial de aproximadamente el 0,5% (US$200.000 millones) por cada 1% de la población mundial que muera en una pandemia. Puesto que esta pérdida se extendería a lo largo de los años, su valor actual sería, por supuesto, mucho más alto.
En el futuro, los analistas, incluyendo el Banco Mundial, realizarán cálculos más minuciosos sobre los impactos económicos mediante una serie de modelos económicos y con información más actual sobre las características de esta enfermedad a medida que se conozcan.
 



Steve Omanufeme: ¿Sus deducciones en cuanto a los costos incluyen el costo de la investigación o la pérdida de oportunidades de negocios? ¿Cómo llegaron concretamente a esa cifra? ¿Incluyeron a África al sur del Sahara en la evaluación mundial sobre el impacto de la gripe? ¿Cuáles son los síntomas de la gripe aviar, hasta adónde ha avanzado la investigación para hallar una cura y cuánto se ha invertido en dicha investigación?

Milan Brahmbhatt: En realidad, había muchas preguntas semejantes a ésta, por eso, en lugar de responderlas en forma individual y evitar repeticiones, pensé que sería mejor contestar una o dos preguntas que abarcan gran parte del tema de las preguntas. Bueno, en primer lugar existe una gran incertidumbre en cuanto a las proporciones que podría adquirir una futura pandemia humana, por eso, las discusiones sobre las repercusiones económicas se basan más que nada en suposiciones generales y posibles panoramas de lo que podría llegar a ser una pandemia. De hecho, la epidemia del SARS que azotó Asia oriental en 2003 aporta ciertos indicios de importancia sobre la magnitud de los probables efectos económicos. En realidad, pienso que todos los cálculos que se han hecho hasta ahora sobre las repercusiones económicas toman como punto de partida la experiencia del SARS.



Wasilwa Nyongesa: 1. ¿Cómo se puede controlar la gripe aviar? 2. ¿La gripe aviar es un virus o una enfermedad bacterial? Si se trata de un virus, ¿es más rápida su multiplicación? 3. ¿Qué causó la gripe aviar?

Milan Brahmbhatt: Bueno, otra vez tenemos varias preguntas sobre las medidas que pueden tomar los gobiernos, las organizaciones internacionales y el sector privado para prevenir y responder a la amenaza de una pandemia de gripe aviar y humana y, como siempre, seleccioné algunas respuestas que, a mi parecer, cubren el tema y dejarán satisfechos a nuestros interlocutores.

Entonces, retomando el tema, las organizaciones internacionales y los gobiernos ya han llevado a cabo varias reuniones para hablar sobre los preparativos y las respuestas en materia de política. Hace poco se celebró una conferencia en Ginebra, copatrocinada por la Organización Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la Organización Mundial de Sanidad Animal y el Banco Mundial, y estas son algunas de las conclusiones más importantes a las que se llegaron en las reuniones: En primer lugar, los países son un elemento fundamental de cualquier respuesta coordinada. Las estrategias nacionales que desarrollan los gobiernos que enfrentan la amenaza de la gripe deben servir de base para una respuesta a nivel mundial.

En segundo lugar, teniendo en cuenta los estrechos lazos entre la sanidad animal y la salud humana, las respuestas a nivel de país se deben basar en planes integrales de tipo multisectorial, donde converjan numerosos ministerios abocados a diferentes asuntos, tales como agricultura, sanidad animal, salud humana, finanzas, gobiernos y comunidades locales, todo bajo un fuerte liderazgo político del más alto nivel.

Pero al mismo tiempo, resulta evidente que la capacidad de planear y poner en práctica respuestas apropiadas varía considerablemente entre países. En tercer lugar, dada la naturaleza mundial del problema, tiene que haber una sólida respuesta coordinada a nivel mundial y regional. La OMS, la FAO y la OIE son las agencias técnicas que lideran esta lucha. La FAO y la OIE han preparado un plan estratégico común para el control de la gripe en los animales. La OMS elaboró un plan estratégico para los países individuales y para la comunidad internacional a fin de prepararse para una pandemia de gripe humana.

En este momento, el Banco Mundial está ofreciendo un paquete de préstamos a bajo interés y donaciones por un valor de US$500 millones para que los países emprendan las preparaciones necesarias, al tiempo que trabaja con los países donantes y con otras agencias para hacer uso de diversos tipos de recursos financieros adicionales.

Asimismo, el Banco tiene experiencia en los planteamientos multisectoriales y multidisciplinarios que se necesitan en este campo, y puede utilizar su poder de convocatoria para congregar a los correspondientes ministerios, agencias y donantes, al igual que para fomentar la coordinación política a alto nivel. También podría brindar su experiencia y pericia para hacer frente a los impactos económicos y sociales.

Por último, me gustaría resaltar la importancia de alcanzar un equilibrio entre las medidas a corto y largo plazo. El objetivo inmediato es reducir el riesgo para el ser humano, previniendo una mayor propagación de la gripe aviar, o controlándola en los lugares donde ya existe, así como reforzar la preparación para una pandemia humana. Esto exige la detección temprana, una rápida respuesta y medidas de control en la fuente animal, a fin de reducir la carga del virus en el medio ambiente, al igual que minimizar la posibilidad de que el virus sufra cambios genéticos.

A más largo plazo, la estrategia es reducir al mínimo la amenaza mundial de la gripe aviar mediante su control y erradicación progresiva, junto con medidas más amplias a largo plazo destinadas a reforzar la vigilancia, la investigación de la regulación institucional y la capacidad técnica en los sectores de sanidad animal, salud humana y en otros sectores pertinentes, los cuales van a ser valiosos a corto y largo plazo.



Charles: En el caso de que se produzca una mutación del virus H5N1 y llegue a transmitirse entre seres humanos, nuestra capacidad de reducir su impacto va a depender fundamentalmente de los mecanismos de respuesta rápida que hayan puesto en práctica los países y las empresas. Desafortunadamente, las condiciones ideales para que ocurran estas mutaciones se dan en países con muy poca transparencia. ¿Qué se está haciendo para mejorar los mecanismos de información?

Milan Brahmbhatt: Pienso que la pregunta de Charles plantea una cuestión muy importante sobre el papel de la transparencia en la respuesta de la política. Existe cierta evidencia que durante el SARS, tendieron a magnificarse los costos debido al pánico y al descontrol porque algunos países carecían inicialmente de información pública. Durante la gran pandemia de 1918, los gobiernos trataron de ocultar la verdad para mantener la moral durante la guerra, aunque, a la larga, esto contribuyó a que se propagara la enfermedad por todo el mundo y a que la gente perdiera la confianza. Eso debe servir de lección para que los gobiernos establezcan una trayectoria de credibilidad a través de la divulgación de información honesta, precisa y oportuna, tanto a su propia gente como al mundo exterior. A nivel de sanidad animal, es necesario invertir en sistemas de registro de enfermedades.

Por ejemplo, a nivel de granjas, se podría capacitar a los granjeros para que reconozcan la gripe aviar y puedan ser justamente compensados, eso serviría de incentivo para que reporten cualquier caso de gripe a las autoridades. También necesitamos mejores sistemas de información a nivel nacional, de modo que los servicios veterinarios oficiales sean transparentes, inmunes a las presiones políticas y capaces de informar sobre cualquier brote que ocurra en el país a la red mundial de vigilancia que maneja la OIE.



Dra. Elvira Beracochea: Creo que se deberían combinar todas las medidas destinadas a prevenir y mitigar una pandemia de gripe aviar con los esfuerzos que se realizan en este momento para lograr los Objetivos de desarrollo del milenio. ¿Considera el Banco que existe una oportunidad de combinar ambos esfuerzos mundiales o que deberían manejarse por separado?

Milan Brahmbhatt: Esta pregunta plantea una cuestión interesante. Existe un importante programa a largo plazo para hacer frente al problema de la gripe, reforzando los sistemas de salud animal y humana. Estas inversiones no sólo ayudarán a abordar las cuestiones relacionadas con la gripe, sino muchas otras enfermedades, y esto debería guardar correspondencia con la forma en que se abordan los objetivos de salud y reducción de la pobreza que forman parte de los Objetivos de desarrollo del milenio. Y como señala uno de los participantes, es probable que la alerta actual sobre la gripe nos lleve a apreciar mucho más la importancia de las condiciones sanitarias a nivel humano y animal en los países en desarrollo, no sólo desde la perspectiva de la salud, sino desde una perspectiva económica e incluso desde la perspectiva de la política y la seguridad.



Martin Schreiber: Se ha hablado mucho en torno a la necesidad de indemnizar a los granjeros que se ven obligados a sacrificar a sus pollos infectados con gripe aviar, ¿Se está llevando eso a la práctica en este momento y cuánto se ha generalizado? ¿No sería necesario poner en práctica programas de indemnización en todos los países si realmente vamos a hacer frente a una epidemia aviar?

Milan Brahmbhatt: En efecto, los gobiernos de Asia oriental están llegando a la conclusión de que la indemnización de los granjeros tiene un papel importante en la promoción de los esfuerzos para controlar la gripe aviar. La falta de indemnización, al igual que una indemnización demasiado insignificante, no incentivará a los granjeros al sacrificio o matanza de sus aves. Por otra parte, es necesario que los gobiernos tengan en cuenta que si pagan demasiado, podrían alentar a los granjeros para que infecten deliberadamente a sus aves, y por lo visto, ése ha sido el caso. Pero, en general, es evidente que la indemnización ayuda a reforzar el control de la gripe.



CTaylor: ¿Cuál le parece que sería el papel del sector privado en la preparación para una pandemia humana y qué papel debería desempeñar si esta amenaza se hace realidad?

Milan Brahmbhatt: Otra vez tenemos varias preguntas sobre el papel del sector privado en la preparación para una gripe pandémica y su actuación durante el curso de la misma. Sin duda, como protagonistas de una economía de mercado, las acciones de las empresas tendrán gran relevancia en la gravedad que tengan los impactos económicos de una pandemia. Podríamos mencionar varias cuestiones, aunque probablemente haya muchas más.

En primer lugar, como ya dijimos, el impacto más inmediato e importante de una epidemia es el efecto negativo que tiene sobre la demanda en ciertos sectores como viajes, turismo y otros gastos discrecionales o de lujo, que probablemente resulten muy afectados. Cabe suponer que las empresas necesitarán obtener un financiamiento adecuado para sobrevivir una severa caída en la demanda y el flujo de fondos que podría durar entre seis meses y dos años. Es probable que los bancos centrales reduzcan los tipos de interés, aunque no querrán correr riesgos en ese entorno incierto, entonces las beneficiadas serán las empresas con un sólido balance. Por otra parte, podrían producirse bancarrotas en los sectores más afectados, por ejemplo, las empresas aéreas.

Por lo tanto, los gobiernos deben pensar en políticas que faciliten la reestructuración corporativa y permitan el pronto reactivamiento de las industrias tras la crisis en muchos países en desarrollo. Eso implicaría acelerar la reforma de las estructuras anticuadas e ineficaces de la ley de bancarrota.

En segundo lugar, las empresas también tendrían que prever toda clase de trastornos inesperados en el suministro de insumos y la disponibilidad de servicios comerciales fundamentales, más que nada los viajes de negocios. Por lo tanto, sería bueno trabajar con los proveedores para planificar cómo se hará frente a los trastornos, planear fuentes alternativas de suministro y otros modos de hacer negocios. El teletrabajo y la videoconferencia son algunos de los recursos más conocidos que podrían servir para continuar con los negocios. Aunque esto ayudaría, es muy probable que sólo beneficie a las empresas de los países más avanzados, así como a las grandes empresas del sector ordenado y moderno de las economías en desarrollo.

En tercer lugar, las empresas tendrán que hacer planes para mitigar el impacto de la epidemia entre su personal. En las políticas destinadas a reducir al mínimo la propagación de la enfermedad en la fuerza laboral deberán figurar pautas para identificar a los trabajadores que posiblemente se hayan contagiado, exigiéndoles que se queden en sus casas, y medidas para crear un entorno laboral más higiénico que reduzcan la probabilidad de contagio en el trabajo, por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia, usar desinfectantes, evitar las aglomeraciones de gente, etc.
 



Walters Nsoh: ¿En qué etapa se encuentra el desarrollo de una vacuna contra el virus de la gripe aviar? ¿Cuál es la postura del Banco Mundial al respecto?

Milan Brahmbhatt: Hay varias preguntas sobre la efectividad y disponibilidad de vacunas y fármacos antivirales como el Tamiflu. Todavía no se encuentra disponible ninguna vacuna eficaz contra la gripe aviar pandémica. Todos los años se producen vacunas contra la gripe estacional normal, pero estas vacunas no protegen contra la gripe pandémica. Aunque varios países están desarrollando una vacuna contra el virus de la gripe aviar H5N1, hasta el momento no hay ninguna vacuna preparada para la producción comercial, ni se espera que se encuentren disponibles hasta unos meses después del comienzo de una pandemia.

En cuanto a los antivirales, existen dos fármacos, Oseltamivir, conocido como Tamiflu, y Zanamivir, comercializado bajo la marca Relenza, que pueden reducir la gravedad y duración de la enfermedad causada por la gripe estacional. Su eficacia depende de que se administre dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas. Para los casos de contagio humano de gripe aviar, existen ciertas expectativas de que estos fármacos puedan mejorar las posibilidades de supervivencia si se administran en forma temprana, pero los datos clínicos son limitados y no se sabe con certeza si ése sería en realidad el caso.
 



Dr. Ashish Manohar Urkude: 2. “Ya va siendo hora de que el BM tenga su propio equipo de investigación médica y plantas de producción farmacéutica para ofrecer medicamentos a precios asequibles al hombre de la calle en todo el mundo”, manifestó el Dr. Ashish Manohar Urkude en una conferencia. Estimado Sr. Brahmbhatt, ¿cuál es su opinión desde el punto de vista de un economista?

Milan Brahmbhatt: Evidentemente, aunque tengamos una vacuna e incluso en el caso de que los fármacos antivirales tengan cierta efectividad, es probable que los suministros sean insuficientes, al menos a corto plazo, en lo que se refiere a la producción y reservas de antivirales y al desarrollo y producción de vacunas, en especial, para los países en desarrollo. Por lo tanto, será necesario que todos colaboren para hacer frente a estas fallas del mercado, lo cual demandará probablemente asociaciones públicas y privadas, y deberá considerarse un objetivo importante a más largo plazo. También se plantean preguntas técnicas sobre la eficacia de diferentes estrategias para el uso de antivirales en la vacunación, así como con qué rapidez se podría aumentar la producción de antivirales a corto plazo y cuál sería la mejor manera de hacerlo.

Se han realizado nuevas e interesantes investigaciones y se han planteado nuevas e interesantes ideas de política en torno a todas estas cuestiones, y en este momento se está discutiendo la forma de acelerar el proceso y la disponibilidad de vacunas y fármacos.
 



Alberto: Se podría cambiar el estilo de vida, por ejemplo, dejar de comer pollo, educar a niños y a adultos para que se laven las manos, tratar de que todo el mundo mantenga una buena higiene personal.

Milan Brahmbhatt: Muy buena observación, lavarse las manos con frecuencia es una de las medidas más efectivas que puede tomar la gente para protegerse, y eso es algo que todos deberíamos saber y practicar.
 



NDIHOKUBWAYO Athanase: Quel conseil donneriez-vous à celui qui avait un projet d'investissement à court terme dans l'élevage des volailles? Faut-il changer de domaine d'investissement?

Traducción del Banco Mundial:
¿Qué consejo le daría a una persona que tiene un proyecto de inversión a corto plazo en la cría de aves de corral? ¿Debería optar por invertir en otro campo?

Milan Brahmbhatt: No podemos dar consejos de inversión aquí, pero resulta evidente que dado el peligro de infección de la gripe aviar, es necesario mejorar la seguridad, las condiciones sanitarias y las condiciones generales de producción en todas las etapas de la producción aviar y, con el tiempo, la cadena de comercialización deberá realizar inversiones para mejorar la bioseguridad (bar security?) y las condiciones sanitarias.
 



Scott: He escuchado que un problema para el control de la gripe aviar entre los animales es la falta de veterinarios capacitados. ¿Está el Banco Mundial haciendo algo al respecto?

Milan Brahmbhatt: La capacidad de un país en lo que respecta a la prevención y control de una epidemia de gripe aviar depende de la calidad de sus servicios veterinarios, pero en las últimas décadas, estos servicios se han deteriorado en algunos países en desarrollo. Así pues, mejorar los servicios veterinarios es una parte importante del desafío actual. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha desarrollado instrumentos de autoevaluación para ayudar a los servicios veterinarios nacionales a determinar su nivel actual de desempeño, constituir una visión compartida con el sector privado, establecer prioridades y facilitar la planificación estratégica.

Una vez que finalice la evaluación de los servicios veterinarios y de otros servicios afines, los asociados del desarrollo, entre ellos el Banco Mundial, pueden prestar apoyo para reforzar los servicios veterinarios a fin de que cumplan con las normas de la OIE, además podrían brindar, por ejemplo, apoyo técnico para fortalecer la gobernabilidad y actualizar la legislación, ayudar en la reestructuración organizativa o de carácter inusual, ayudar en la capacitación del personal, mejorar la infraestructura prioritaria, como sería el caso de cantidades limitadas de trabajo, equipo, materiales, suministros, asistencia técnica, y así siguiendo.
 



Laura Henry: Escuché que el gobierno chino tiene planes de vacunar a todos los pollos. ¿Es posible que los riesgos de mutación inherentes a este plan superen a los beneficios?

Milan Brahmbhatt: La vacunación masiva de aves de corral resulta necesaria cuando, tras los primeros brotes, no se pusieron en práctica las medidas sanitarias con suficiente rapidez o rigor, como el sacrificio de aves, la desinfección y el control de los desplazamientos de las aves, y eso ha ocasionado una rápida propagación de la enfermedad. En tal situación, con frecuencia se recurre a la vacunación para reducir la carga del virus y el riesgo de cambios genéticos que podrían conducir a una pandemia humana de gripe.




Oz Mansoor: 1) Lo más inmediato es prevenir la aparición de un virus pandémico de la cepa H5N1 que circula actualmente. El principal desafío es el enorme sector de aves de pequeños productores, que según estima la FAO, asciende a 500 millones de personas. La vida y el sustento de este sector ya se han destruido o están gravemente afectados. Por el bien de su salud y los medios de vida, al igual que por el bien de la salud de todo el mundo, urge encontrar un modo de ayudar a esta gente, que en su mayoría vive con lo justo para subsistir, para que vuelvan a tener ingresos. ¿Cómo puede ayudar el Banco en este proceso? ¿Cuáles son sus planes? 2) El daño económico del SARS se debió casi exclusivamente a la respuesta de la gente al virus. En cierto modo, éste fue un reflejo de la falta de comunicación de riesgos por parte de las autoridades sanitarias, que se agravó por la falta de la confianza de la gente. Ahora somos testigos de una situación similar – la gente evita comer aves de corral a pesar de que no corren riesgo si están bien cocidas. ¿Ha elaborado el Banco alguna estrategia para el análisis y el control de riesgos (o quizás, debería decir miedo)? ¿Cuál es el papel del Banco en la formulación de estrategias de comunicación?

Milan Brahmbhatt: La reestructuración del sector avícola es una estrategia importante para salvaguardar los efectos perjudiciales de la gripe aviar, pero también es una intervención complicada que exige la comprensión de todo el sistema socioeconómico. Además, la reestructuración requiere diversos planteamientos en distintos países debido a las diferentes características de comercialización de las infraestructuras del sector avícola, es decir, si utilizan la producción avícola a pequeña escala o la producción comercial, y al impacto socioeconómico en general.

La reestructuración debe verse como un proceso gradual que afecta a varios segmentos del sector de diferentes formas y proporciones. En principio, entre las principales actividades que considerar tenemos la reestructuración de la producción, la compartimentalización y la zonificación, la adaptación a los nuevos sistemas de comercialización y transporte, las nuevas normas para el comercio avícola nacional e internacional, las revaloraciones de los sistemas agrícolas, la separación de las distintas especies de animales, el reaprovisionamiento de lotes de cría de aves, y como ya dije, el refuerzo de la bioseguridad en los lugares de producción y comercialización.

El Sr. Mansur también preguntó sobre las estrategias de comunicación de riesgos, pero ya hablé sobre eso en una pregunta anterior.
 



Rama Murthy: Señor, ¿hay mapas que muestren la distribución y gravedad de esta enfermedad, y si tal fuera el caso, dónde puedo encontrarlos? Serían útiles para tomar ciertas medidas antes de visitar estas zonas. ¿Hay estudios relacionados con el consumo de carne de aves?

Milan Brahmbhatt: Creo que los sitios web de la OIE y la FAO tienen mapas de los brotes de gripe aviar y las rutas de vuelo de las aves salvajes migratorias, incluso directivas muy claras en torno a la seguridad en el consumo de carne de aves, pienso que le serían de utilidad al interlocutor.



Filiz Toprak: Tengo dos cuestiones en mente, el comportamiento previsto del virus y los grupos de edades y de riesgo, y me gustaría hacerle unas preguntas al respecto, esperando no ser demasiado específico ni exigir conjeturas. En primer lugar, ¿hay alguna manera de determinar con qué otros virus que infectan a otras especies de animales podría tender a hibridar el subtipo H5N1 de la gripe aviar? Por ejemplo, además de las aves, ¿tendríamos que preocuparnos por otros vectores potenciales, e incluso más prolíficos, como, digamos, las moscas o los mosquitos, el agua o el aire en el futuro? Asimismo, ¿qué me dice sobre la advertencia de Robert Webster en cuanto a la posibilidad de que el VIH adquiera un mecanismo de transmisión más fácil a través de la hibridación con el virus de la gripe aviar? ¿Es ésta una preocupación genuina, especialmente si tenemos en cuenta las rutas de las aves migratorias que pasan por África? Por otro lado, ¿se ha podido comprobar la eficacia de los oligonucleótidos antisentido para inhibir varios subtipos del virus al mismo tiempo? En segundo lugar, a pesar de que la cantidad de casos no es suficiente para llevar estadísticas, ¿hay algún dato que respalde la posibilidad de discernir el perfil de mortalidad por grupos de edades (en forma de V, de W, u otra) para los seres humanos infectados con el virus de la gripe aviar, es decir, qué grupo de edades es propenso a ser más gravemente afectado?

Milan Brahmbhatt: La gripe aviar actual tiene, en cierto modo, forma de W, y afecta tanto a adultos como a jóvenes y niños. Esto ha suscitado el temor de que un virus de gripe pandémica humana pueda tener también un perfil de W, como fue el caso de la pandemia que sembró la muerte en 1918.



Remy Harvey: ¿En qué región del mundo es más probable que comience la pandemia?

Milan Brahmbhatt: La probabilidad de una pandemia de gripe humana está ligada a la probabilidad de un reordenamiento genético de los virus de la gripe aviar con el virus de la gripe humana, lo cual, a su vez, depende de la cantidad de virus de la gripe aviar en el medio ambiente.

En la actualidad, la gripe aviar es endémica en varios países de Asia oriental, por lo tanto, si se produjera una pandemia de gripe humana, lo más probable es que comience en Asia oriental. Pero, el virus de la gripe aviar podría ser llevado a otra región por las aves salvajes o por el comercio ilegal, conduciendo al reordenamiento genético y al comienzo de una pandemia humana en otra región. Esa es también una posibilidad.

Una vez que se produzca una pandemia de gripe humana contagiosa, su propagación será inevitable. Los países podrían demorar la llegada del virus cerrando las fronteras e imponiendo restricciones de viajes, pero se considera que no serán capaces de detenerla.



R. Mendoza: ¿Hay datos sobre la distribución por regiones o por países de los US$800.000 millones destinados anualmente a la gripe aviar? ¿Qué países resultarán los más afectados?

Milan Brahmbhatt: El Banco Mundial está emprendiendo un estudio más exhaustivo sobre los impactos económicos, haciendo énfasis en el posible efecto en las diferentes regiones y economías. En general, se supone que los países que dependen más del turismo y que están más abiertos al comercio tenderán a ser los más perjudicados por el impacto negativo sobre la demanda. Por otro lado, los países que cuenten con mejores sistemas de salud humana y animal serán más capaces de hacer frente a los impactos en el suministro debido a la enfermedad y la muerte.
 



Velody Heung: 1. ¿Sabe usted si el Banco Mundial tiene cálculos más detallados sobre el impacto económico de la pandemia, particularmente, el impacto sobre el PIB o sobre la industria turística en la región de Asia y el Pacífico? ¿O más concretamente en las empresas aéreas? 2. La OMS estima que la pandemia vendrá por oleadas. ¿Ha calculado el Banco Mundial cuál será el impacto económico para los primeros cinco años posteriores al inicio de la pandemia? 3. ¿Cuánto tiempo tomará la recuperación? Suponiendo que resulten afectados casi todos los países de Asia y el Pacífico, qué país presumiblemente se recuperará con más rapidez, tanto a nivel económico como social, y cuál tardará más tiempo en hacerlo. ¿Qué nos podría decir sobre el ritmo de recuperación de Norteamérica en comparación con Europa?

Milan Brahmbhatt: Bueno, el Banco Asiático de Desarrollo ha preparado cálculos macroeconómicos más detallados para Asia oriental, que se encuentran disponibles en el sitio web del BAsD. Como dijimos, el Banco Mundial también hará una evaluación general más exhaustiva, que incluirá una evaluación de los impactos en Asia oriental, junto con otras regiones. Este trabajo esclarecerá el posible ritmo de recuperación tras una pandemia.

Además, estamos considerando trabajar con modelos multisectoriales que ayudarán a desarrollar evaluaciones sobre el impacto en diversos sectores de la economía.



Yannick:
Quelles sont les causes de la grippe aviaire et leurs impacts sur l'Homme?

L'Afrique n'étant pas épargnée et ne disposant pas les ressources nécessaires pour y faire face, quels conseils preconisez vous à nos populations qui non seulement ne sont pas informées de son existence,mais qui malheureusement paieront de lourde tribues avec l'apparution probable de cette grippe aviaire?

Le virus étant connu quel est l'état d'avancement de vos recherches sur cette maladie?Ya t-il un vaccin ou des produits anti grippe aviaire? Bien à vous.

Traducción del Banco Mundial: ¿Cuáles son las causas de la gripe aviar y su impacto en la gente? La pandemia no perdonará a África, un continente que carece de recursos necesarios para hacer frente a la situación. ¿Qué consejo les daría a los africanos que no sólo carecen de información sobre la gripe, sino que desafortunadamente serán los más perjudicados en caso de una pandemia? Teniendo en cuenta que se conoce el virus, ¿cuánto se ha avanzado en la investigación sobre esta enfermedad? ¿Hay alguna vacuna u otros fármacos contra la gripe aviar? Gracias.

Milan Brahmbhatt: Hubo numerosas preguntas sobre la posibilidad de la gripe aviar en África, en particular, cómo haría frente esta región dado su bajo nivel de recursos económicos y de capacidad técnica. Es posible que el virus de la gripe aviar H5N1 sea llevado a África por las aves migratorias. Las aves portadoras del virus de la gripe aviar podrían llegar a África del Norte y África oriental durante cualquiera de las próximas estaciones migratorias que comienzan a finales de 2005 y principios de 2006. Salvo algunas granjas comerciales en África del Norte y África oriental que cuentan con capacidad para tomar medidas de bioseguridad, la mayoría de los sistemas de producción de África correrían grandes riesgos. También habrá serios trastornos en el comercio y el turismo. El impacto de la gripe humana pandémica sería, por supuesto, mucho mayor. Los países han comenzado a preparar planes para una posible epidemia, al igual que para el control de las aves de corral. Pero teniendo en cuenta los puntos débiles de la región que ya mencionamos, es obvio que se necesitará una enorme asistencia técnica y financiera por parte de los organismos internacionales.
 


Germán Cárdenas: ¿Cuál es la probabilidad de que la gripe aviar llegue a Ecuador?

Milan Brahmbhatt: Hubo varias preguntas sobre el continente americano. De hecho, las aves de corral han sido el segmento de más rápido crecimiento de la industria de la carne en América Latina durante los últimos 20 años, así que supongo que es una suerte que no se haya registrado ningún caso de gripe aviar atribuido a la cepa H5N1 entre las aves de la región. Hasta el momento, la región ha permanecido en gran parte aislada, en términos de rutas migratorias, de aquellas zonas del mundo donde se ha identificado la enfermedad.

Sin embargo, la mayoría de los países latinoamericanos han comenzado a prepararse para un posible brote de gripe aviar. Se han reunido las comisiones avícolas de la región, mientras que las autoridades regionales han tomado algunas medidas preventivas, entre ellas, una mejor supervisión de las granjas avícolas y vigilancia de las aves migratorias.

(Fin de la charla. Muchas gracias por su participación)



Expertos

asesor superior, Reducción de la Pobreza y Gestión Económica