Los países en desarrollo actúan contra el cambio climático



Expertos

ex directora de Programas del equipo sobre Cambio Climático

A pesar de la crisis financiera mundial y la consiguiente contracción de la economía, en 2009 se registró una demanda sin precedentes por parte de los países en desarrollo del respaldo del Banco Mundial en los esfuerzos por abordar el desarrollo y el cambio climático como desafíos interrelacionados, según un nuevo informe de la institución. Estas naciones solicitan una amplia gama de asistencia que incluye la ayuda para un desarrollo con resistencia a la variabilidad del clima, mecanismos de adaptación, tecnología limpia y financiamiento para la eficiencia energética y las energías renovables. El Informe de avance del marco estratégico para el desarrollo y el cambio climático i publicado este mes, documenta la creciente respuesta del Grupo del Banco Mundial a estas peticiones.

Kseniya Lvovsky dirige el equipo de trabajo sobre cambio climático y supervisa la implementación del Marco estratégico para el desarrollo y el cambio climático a la vez que coordina todas las actividades relacionadas con esta problemática. Como economista, ha trabajado extensamente en temas de medio ambiente, recursos hídricos y energía y desarrollo sostenible en Europa y Asia central, Asia meridional, Asia oriental, América Latina y Norte de África.

Gracias a todos por participar en este debate.


Transcripción:

1. Madeleine Nawar:
Hola, tengo curiosidad por saber cuánto se está haciendo para lograr una mayor conciencia pública en los Estados miembros del Banco Mundial, sobre todo en aquellas zonas críticas en las que el impacto del cambio climático es potencialmente mayor.  Y qué medidas se están tomando en esas zonas, si es que se toma alguna, para minimizar y aún mejor para mitigar los impactos negativos.

Kseniya Lvovsky: Sean todos bienvenidos. Estoy en línea ahora y lista para empezar la charla. Quisiera agradecerles a todos los que enviaron preguntas. Comencemos.
Hola Madeleine. Gracias por la pregunta. Sí, hemos realizado mucho trabajo para lograr una mayor conciencia pública sobre los impactos del cambio climático. Esto incluye el Informe sobre el desarrollo mundial relativo al tema, publicado en septiembre de 2009, y el Estudio mundial sobre los aspectos económicos de la adaptación. También hemos ampliado nuestra cartera de proyectos y actividades que ayudan a los países  y comunidades vulnerables a gestionar los impactos del cambio climático y que van desde la gestión de los recursos naturales en África hasta el derretimiento de los glaciares en América Latina.


2. Oluwadamilola: ¿Es posible que el Banco Mundial ofrezca una conferencia de concienciación sobre el cambio climático para la juventud del oeste de África?

Kseniya Lvovsky: Es muy interesante que se refiera al tema de lograr la concienciación entre los jóvenes ya que ocupan una posición crítica en los debates sobre cambio climático. El Banco Mundial ha respaldado, en  efecto, los esfuerzos de difusión y sensibilización entre ellos. Es una buena sugerencia extenderlos al oeste de África.


3. Fatma Khalil: Soy periodista de un diario egipcio y me gustaría hacerle preguntas sobre mi país, Egipto.
a) ¿Cómo puede el Banco Mundial ayudar a  Egipto a salvarse del cambio climático?
b) ¿Cuánta ayuda dio el Banco Mundial a Egipto?
c) ¿Cuál es su opinión sobre lo que están diciendo algunas personas acerca de que el Banco Mundial está ejerciendo presión sobre los países a los que brinda ayuda o dinero?

Kseniya Lvovsky: Gracias por sus preguntas, Fatma. El programa de apoyo a Egipto del Grupo del Banco Mundial es bastante extenso. El compromiso actual excede los US$3.000 millones. Un ejemplo de la ayuda prestada a Egipto para hacer frente a los impactos del cambio climático es un estudio sobre adaptación al cambio climático en Alejandría. Egipto es también uno de los primeros países que  recibió la aprobación de apoyo por un valor de US$300 millones del  Fondo para una Tecnología Limpia. Este Fondo respalda programas nacionales que forman parte de las estrategias de desarrollo económico de un país. Usted puede leer más sobre el Fondo para una Tecnología Limpia en www.cif.org.


4. dekkiche: ¿Por qué los países en desarrollo deben participar activamente en el cambio climático cuando no son responsables de ese fenómeno?

Kseniya Lvovsky: De hecho, los países en desarrollo no son parte del problema pero pueden ser parte de la solución. Muchos de ellos iniciaron acciones sobre mitigación y adaptación al cambio climático por las siguientes razones. Bastantes programas de desarrollo motivados en metas económicas locales y nacionales son buenos también para el clima, como la gestión sostenible de recursos hídricos y de eficiencia energética. Muchas naciones tienen programas de eficiencia energética que no se guían por consideraciones relativas al cambio climático, sino por las preocupaciones sobre seguridad energética.  Por otra parte, en los últimos años se realizó un esfuerzo significativo en la movilización de financiamiento adicional para abordar problemáticas relacionadas con el clima aunque los recursos aún están por debajo de lo necesario. Finalmente, muchos países están preocupados sobre los impactos de un clima cambiante y quisieran comenzar a crear capacidad y reforzar las políticas e instituciones para enfrentar exitosamente este reto. Esta es la razón por la cual desde julio de 2008 hasta diciembre de 2009, el Banco otorgó unos US$6.000 millones para apoyar esas actividades.


5. Anupam: Existen otras cuestiones que también deben lograrse. En primer lugar, el Banco Mundial debe comunicar el riesgo local a las autoridades y partes interesadas en su propio idioma ya que sólo una pequeña fracción habla inglés en los países en desarrollo. En segundo lugar, el Banco debe comunicar lo que se puede hacer para mitigar el riesgo a nivel local. Decir que es necesario que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero no funcionará. Son lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de que no están causando el problema, aunque puedan estar contribuyendo al mismo. Saben que aún si dejaran de emitir todos los gases de efecto invernadero el problema no se acabaría. Por eso el Banco Mundial necesita una estrategia de comunicación honesta. En tercer lugar, existe la necesidad de comunicar los efectos "locales" de la contaminación local, además de los mundiales como el cambio climático. Si se cuenta con un estudio de investigación que pueda mostrar que existen beneficios económicos netos de la reducción de la contaminación a nivel local, a pesar de los efectos mundiales, esto puede funcionar bien. ¿Por qué razón el diario en idioma local no trae casi nunca información sobre el Banco Mundial, a pesar de que realiza mucho trabajo beneficioso?  ¡Comunicar! ¡Comunicar! Los investigadores deben aprender esta palabra: comunicar.

Kseniya Lvovsky: Estimada Anupam, usted ha dado en el blanco. Estoy absolutamente de acuerdo con lo que dice. Estamos trabajando para mejorar nuestra comunicación y llegar a los actores locales. Por ejemplo, una de las herramientas basadas en Internet que estamos desarrollando con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo es  la Plataforma de conocimientos para el financiamiento del cambio climático, que estará disponible en varios idiomas. Esta daría una orientación general sobre el acceso y utilización de la completa gama de fuentes del cambio climático. Veríamos con agrado otras sugerencias sobre un mayor acceso a nuestros materiales.


6. Matelita RAGOGO: Sólo he estudiado detenidamente su informe de avance del Marco Estratégico sobre Desarrollo y Cambio Climático y la palabra género se emplea una sola vez y aún así fue en una referencia a una publicación y no como parte del plan estratégico del Banco.  El género está dolorosamente ausente y parece que las perspectivas de género sólo son mencionadas o exploradas por organizaciones como la vuestra cuando es políticamente correcto y/o conveniente, etc. Dicho esto con el debido respeto y reconocimiento hacia todo lo que han logrado hasta ahora, mi pregunta es: ¿Cuándo comenzarán sus organizaciones a tomar las cuestiones de género con  suficiente seriedad como para tenerlas, por ejemplo, entre sus principios fundamentales? Es cierto que todos seremos afectados por el cambio climático pero los estudios han demostrado que, sin duda,  las normas de género influyen en los impactos, conforman nuestras respuestas y hombres y mujeres experimentan el cambio climático de manera diferente. ¿No le parece que sin esa actitud proactiva usted o su organización son cómplices en la perpetuación de la creencia de que las mujeres asumirán la carga de la aplicación sin quejarse porque “es por su propio  bien”? Si se espera que los programas de las autoridades sean eficaces, ¿no cree que es crítico que las perspectivas de género sean incorporadas desde el comienzo, que una actitud proactiva como esa aseguraría la consulta a las mujeres? "Tecnología limpia", "desarrollo con capacidad de adaptación", "mecanismos de adaptación" suenan muy técnicos y usted podrá alegar que esas son sus motivaciones y que el género es un tema social, pero sean honestos y pregúntense si en realidad es así. ¿No es acaso el género un factor subyacente que debería ser tenido en cuenta independientemente del sector o especialidad en la que uno trabaje? Al final del día, la implementación es la clave para cualquier demanda de eficacia, no importa el éxito que se tenga y cuando se habla de aplicación en los países en desarrollo, se habla principalmente de mujeres, ¿no es verdad?

Kseniya Lvovsky: Matelita, usted tiene razón que se podrían haber destacado más las dimensiones de género en el informe. Estamos llevando a cabo varios trabajos sobre diversos aspectos de los vínculos entre género y cambio climático. En particular, se están elaborando normas para integrar las cuestiones de género en las operaciones relativas al cambio climático. Nos aseguraremos de reflejar mejor este tema en los próximos informes.


7. Moussa Na Abou: ¿Por qué el Banco Mundial es tan impopular cuando se trata de la gestión de fondos en el contexto internacional o a nivel de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)?
¿Cuál es el factor que motiva que el Banco Mundial aborde el cambio climático en los países en desarrollo? ¿La generación de beneficios, la responsabilidad de la sociedad (el que contamina paga) o la ayuda?

Kseniya Lvovsky: Tengo entendido, en base a conversaciones con interesados de los países en desarrollo, que éstos tienen dos preocupaciones principales: una es la gobernabilidad del Grupo del Banco Mundial, que está dominada por los países desarrollados. La otra preocupación se basa en la percepción de que el Banco sólo concede préstamos, mientras que el financiamiento para el clima debería estar disponible en forma de donaciones. En este contexto, me gustaría compartir nuestra experiencia con los Fondos de Inversión en el Clima que fueron establecidos en julio de 2008 y han movilizado unos US$6.300 millones en promesas de los países desarrollados (www.cif.org). La gestión de estos fondos es una representación equilibrada y equitativa de países desarrollados y en desarrollo.  Si bien el Fondo para una Tecnología Limpia ofrece préstamos en condiciones concesionarias, otros programas destinados a países de ingreso bajo, como el Programa Piloto sobre la Capacidad de Adaptación al Cambio Climático y el  Programa a Gran Escala de Energía Renovable, otorgan donaciones.


8. Dr. Michael Dorsey: ¿Cuándo seguirá el Banco Mundial las recomendaciones de su propio examen de las industrias extractivas y dejará de financiar proyectos de combustibles fósiles que fomentan el cambio climático? En relación con esto, ¿cuál es el plan para reducir el financiamiento de combustible fósil y aumentar el de proyectos de energía renovable?  

Kseniya Lvovsky: Hola, Michael. Estoy de acuerdo en que es muy importante respaldar cada vez más la energía renovable. En el ejercicio de 2009, tuvimos un financiamiento récord para proyectos de energía renovable y eficiencia energética, por un total de US$3.300 millones. Sólo la Corporación Financiera Internacional quintuplicó sus compromisos destinados a la energía renovable con relación al año anterior. Nuestro financiamiento para este tipo de proyectos continúa aumentando. Sin embargo, las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía revelan que por algún tiempo los combustibles fósiles seguirán siendo una parte importante de la matriz energética tanto en países desarrollados como en desarrollo. No podemos privar a las naciones pobres de una fuente de energía que los países de altos ingresos continúan utilizando, como dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Bob Zoellick. La mejor manera de resolver su preocupación sería abogar para que se imponga un precio fuerte al carbono en los países desarrollados, lo que facilitará las inversiones en investigación, desarrollo y despliegue de tecnologías energéticas menos contaminantes y para que los países en desarrollo puedan acceder y disponer mejor de estas tecnologías.


9. Khadija: ¿El efecto del cambio climático sobre las catástrofes naturales es igual para los países desarrollados que para los países pobres?

Kseniya Lvovsky: Su pregunta, Khadija, llega al núcleo de la “injusticia climática”. Desafortunadamente, muchos países pobres, que no contribuyeron al problema del cambio climático, están entre los más vulnerables a las catástrofes naturales provocadas por el clima, como inundaciones, sequías, tormentas, ciclones y aumento del nivel del mar. Es por eso que una de nuestras principales prioridades es proporcionar asistencia adecuada a las naciones pobres para la gestión del riesgo, la prevención de catástrofes y la adaptación al cambio climático.


10. Megan Rowling:
Hola Kseniya:
Soy una periodista radicada en Londres, que trabaja para Reuters AlertNet.
¿Cuál cree usted que es la mejor manera de incrementar el respaldo a las naciones pobres para poner en acción sus planes de adaptación al cambio climático, dado que hay una gran escasez de fondos?
¿Y cómo respondería al escepticismo de muchos países en desarrollo sobre el papel del Banco Mundial con relación al financiamiento de la adaptación al cambio climático y el argumento de que el dinero debería ser canalizado en cambio a través de un mecanismo de la CMNUCC?
Gracias.

Kseniya Lvovsky: Creo que la mejor manera de respaldar los planes de adaptación en los países en desarrollo en el futuro próximo es garantizar que eI financiamiento mediante la vía rápida prometido en Copenhague se equilibre de hecho entre adaptación y mitigación.  Por el momento, nos preocupa que la mayor parte de los compromisos realizados hasta ahora se orienten más hacia la mitigación que a la adaptación. Aumentar el acceso a la financiación de los países en desarrollo para la adaptación que complemente la asistencia al desarrollo para alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio es una prioridad para el Grupo del Banco Mundial en los próximos años. Para la segunda parte de su pregunta, remítase a mi respuesta dada, anteriormente en esta charla, a Moussa Na Abou, que creo aborda el meollo de su consulta.
Nos quedamos sin tiempo. Muchas gracias por todas sus preguntas y disculpen por las que no pude responder.