Evento nuevo: Tecnologías de la información y de la comunicación para el desarrollo

Esta página en

Tecnologías de la información y de la comunicación para el desarrollo

La conectividad está aumentando el flujo de información sobre el mercado, servicios financieros y servicios sanitarios hacia las zonas remotas, contribuyendo así a cambiar la vida de la gente en una forma sin precedentes. Las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), en particular la Internet de alta velocidad, están modificando el modo en que las empresas hacen negocios, transformando la prestación de servicios públicos y democratizando la innovación. Christine Zhen-Wei Qiang, economista del Banco Mundial y editora de un nuevo informe del Grupo del Banco sobre tecnología de la información y el desarrollo titulado “Información y Comunicación para el desarrollo 2009: Ampliar el alcance y aumentar el impacto” (IC4D 2009), estará en línea para responder preguntas sobre este tema. Desde ya, puede enviar sus preguntas.

Artículo: Internet de alta velocidad posibilita el crecimiento, la creación de empleos y el buen gobierno
Informe: Información y Comunicación para el desarrollo 2009: Ampliar el alcance y aumentar el impacto (pdf)

 Transcripción:


Rajan B Paudel:
Estoy de acuerdo en que las TIC son una herramienta poderosa para extender las oportunidades económicas a millones de personas. Pero la manera en la que ellas creen oportunidades y proporcionen servicios será diferente en las áreas rurales y en las áreas urbanas. Por favor, aporte más información al respecto.

Además, ¿la relación entre el aumento de la conectividad a Internet de alta velocidad y el crecimiento económico es la misma en las economías rurales y urbanas?

Christine Zhen-Wei Qiang:
¡Hola! Muchas gracias por su interés en el IC4D 2009 y por todas sus interesantes preguntas. Comencemos ya mismo.

Las TIC ofrecen oportunidades económicas tanto para las poblaciones urbanas como rurales. Una contribución en común es que aumentan la productividad y hacen que el trabajo remunerado sea más eficiente, si bien es probable que la magnitud de su impacto sobre el crecimiento económico sea diferente. El hecho de que prácticamente todos los nuevos clientes de telefonía móvil en los años venideros se encontrarán en los países en desarrollo, más específicamente en las áreas rurales, significa que la plataforma de las TIC está llegando a la población con bajos niveles de ingresos y alfabetismo.

En consecuencia, las TIC se están convirtiendo en la mayor plataforma de distribución para la provisión de servicios públicos y privados a millones de personas en las áreas rurales y pobres. En el pasado, dichas áreas no disponían en gran medida de información de mercado, servicios financieros ni servicios médicos y educativos, debido a la ausencia de cualquier tipo de conectividad. Ahora, la plataforma inalámbrica está promoviendo NUEVAS oportunidades económicas y sociales en todos los niveles para la población pobre.


Otabor Isaac:
Obviamente, las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), en particular Internet de alta velocidad, están cambiando la manera de hacer negocios de las empresas, al transformar la forma de brindar los servicios públicos y democratizar la innovación. ¿Cómo podrían optimizar las pequeñas empresas de los países en desarrollo los rendimientos de sus inversiones en las TIC?

Christine Zhen-Wei Qiang:
Nuestra investigación (ver el capítulo 4 de nuestro, Informe IC4D06 i) que abarca 20.000 firmas de 26 sectores en 56 países en desarrollo, demuestra que las empresas que más usan las TIC (teléfono, PC y correo electrónico) son más productivas, crecen más rápido, invierten más y son más rentables. Este estudio incluye a muchas pequeñas y medianas empresas (PyMES).

Además de las limitaciones de la infraestructura de telecomunicaciones existente en los países en desarrollo, las principales restricciones para adoptar y utilizar las aplicaciones de las TIC, especialmente para las pequeñas empresas, incluyen la falta de capacidad para evaluar los rendimientos y los costos de la utilización de las TIC, y la escasez e incapacidad para retener a la mano de obra calificada en las TIC. En algunos países, las asociaciones empresariales colaboran en la evaluación de las necesidades de las empresas para invertir en las TIC (observe que no todas las empresas sacarían provecho del uso de las TIC), les aconsejan sobre la selección de tecnologías y les proveen aplicaciones de uso común en las empresas (por ejemplo, contabilidad, Recursos Humanos, etc.) a bajo costo para las pequeñas empresas. Algunos gobiernos ofrecen ayuda para capacitación y desarrollo de habilidades.


DNA:
Dado que las TIC juegan un papel principal en el desarrollo económico, no sólo en las áreas urbanas sino también en las rurales, ¿cómo hará que las poblaciones rurales tengan acceso a las TIC en los países en desarrollo? Y, ¿cuál es el papel del Banco Mundial en la promoción de las TIC en los países en desarrollo?

Christine Zhen-Wei Qiang:
En términos de la conectividad de las TIC, el Grupo del Banco Mundial ha promovido el acceso a las TIC en los países en desarrollo, a través de (1) asesoramiento sobre reformas institucionales y sectoriales para alentar la competencia y la participación del sector privado; y (2) mecanismos financieros innovadores, como semilleros y asociaciones público-privadas (APP) para ampliar el acceso a las áreas rurales.

Los países de bajos ingresos que han implementado profundas reformas en el sector, respaldadas por el Grupo del Banco, generaron alrededor de US$1.600 millones en inversiones entre 1997 y 2006. Alrededor de US$2.000 millones en ayuda en función de resultados en Nepal, Nicaragua, Nigeria y Uganda, que proporcionaron acceso a 3.356 localidades remotas, que abastecieron a más de 7,8 millones de personas.

Además, la IFC, la sección del sector privado del Grupo del Banco, también ha estado financiando US$1.500 millones y movilizó otros US$330 millones para 84 proyectos de TIC hasta la fecha en 32 países de bajos ingresos (principalmente para la extensión de las redes de datos y telefonía móvil).


Matt Gyory:
Los servicios de mensajes de texto (SMS), y más en general la tecnología de telefonía móvil, se ha convertido cada vez más en una herramienta para una variedad de actividades en el mundo en desarrollo, y particularmente en África. Sin embargo, los costos de los servicios de SMS, como el que Google lanzó hace poco en Uganda, pueden ser relativamente altos. ¿Se están realizando esfuerzos para aumentar la infraestructura de telefonía móvil y la competencia empresarial, de modo de bajar los precios y que los servicios beneficien a más personas?

Christine Zhen-Wei Qiang:
Sí, África todavía tiene la más baja penetración de usuarios de teléfono e Internet (alrededor del 25 por ciento y 5 por ciento, en comparación con el promedio mundial de más del 70 por ciento y 20 por ciento, respectivamente) y los costos más elevados (por ejemplo, la canasta de precios para Internet por mes está por encima de US$40, en comparación con el promedio mundial de US$20). Los costos son un cuello de botella importante para la incorporación de las TIC, dado los bajos niveles de ingresos de la región.

El Banco Mundial ha estado trabajando estrechamente con alrededor de 30 países de África al sur del Sahara para fortalecer los marcos reguladores, construir capacidades reguladoras y abordar el tema del acceso de las áreas rurales. Las reformas implementadas desde el año 2000 han dado rienda suelta a las fuerzas competitivas del sector, particularmente en el mercado de telefonía móvil. El resultado ha sido un aumento sin precedentes en las inversiones: El total de inversiones en telecomunicaciones de la región entre los años 2000 y 2007 alcanzó los US$2.000 millones. África es la región de más rápido crecimiento en el mercado global de telefonía celular: La cantidad de abonados a teléfonos móviles aumentó de 2 millones en 2000 a más de 150 millones en 2007.

A partir de 2005, las asociaciones público-privadas de conectividad regional han sido reconocidas como un vehículo poderoso para bajar el costo de la banda ancha internacional y aumentar la asequibilidad de Internet de alta velocidad. Ejemplos de tales sociedades son el Sistema de Cable Submarino de África Oriental en curso (EASSy), respaldado por la IFC, y el proyecto regional de infraestructura para las comunicaciones (sito web) del Banco Mundial.

Juntos, los proyectos EASSy y sito web han desencadenado una carrera por la conectividad en África oriental y meridional, con precios que bajarán a la quinta parte o más. Se está reproduciendo parte de esta propuesta en África central y occidental. Otras formas de hacer descender los precios es bajar los impuestos y cargos por cancelación. Todo esfuerzo periódico para bajar los precios tendría un impacto enorme en la asequibilidad y, por consiguiente, en el acceso a estos servicios.

Para obtener más información, visite el sito web i.


John ALI:
Sí, es cierto que las TIC están cambiando la manera de hacer negocios de las empresas, especialmente Internet de alta velocidad. Pero no puede decirse lo mismo de los países en desarrollo. Vengo de Ghana, donde la velocidad de Internet es un enorme problema. Quisiera saber si el Banco Mundial tiene un programa concreto de asistencia a los países en desarrollo, como Ghana y otros países en situaciones similares.
Gracias.

Christine Zhen-Wei Qiang:
Sí, es un desafío tener Internet de alta velocidad a precios asequibles para la mayoría de los países africanos en esta etapa. La brecha de conectividad a nivel rural, nacional, regional e internacional hace que sea difícil cosechar todos los beneficios de un sector de TIC eficaz y altamente funcional. Además, evita que la región saque provecho de las aplicaciones innovadoras para mejorar la prestación del servicio, tanto en el sector público como en el privado.

Como expresé al responderle a Matt, el Grupo del Banco Mundial ha estado trabajando estrechamente con más de 30 países en África al sur del Sahara para mejorar la conectividad de TIC. Al mismo tiempo, también hemos lanzado proyectos y programas que desarrollan las aplicaciones de e-gobierno (gobierno en línea) y la industria de los servicios habilitados por las tecnologías de la información (SHTI).

Si tomamos a Ghana como un ejemplo específico, el país se encuentra en la cúspide de un gran adelanto en la mejora de su conectividad a Internet. La creación de la National Communications Backbone Company Limited (Compañía Limitada de Red Troncal Nacional de Comunicaciones) para desarrollar una sólida infraestructura de fibra óptica nacional, y la aprobación de los derechos de tendido de cables, al menos para dos compañías, para competir con el cable SAT-3, deberían proporcionar, a la brevedad, conectividad a Internet de alta velocidad, de una manera más confiable y asequible a la mayoría de los ghaneses.

De manera separada, el Banco Mundial lanzó en 2006 un proyecto de US$40 millones, denominado e-Ghana, que apunta a proporcionar respaldo para mejorar la competitividad de Ghana en las industrias de las tecnologías de la información y de los servicios habilitados por las tecnologías de la información(TI/SHTI), que incluyen la subcontratación de servicios empresariales, así como el respaldo para mejorar la prestación del servicio público a través del e-gobierno. Las actividades contempladas por este proyecto incluyen la creación de una red de comunicaciones de alta velocidad en todas las áreas de gobierno, que conecte los ministerios, departamentos y organismos claves; el establecimiento de una infraestructura compartida de portal para las dependencias de importancia y el desarrollo de aplicaciones electrónicas para los organismos prioritarios de generación de ingresos del país.


Baloko Makala:
¿Cómo está respaldando el Banco a los servicios de SMS que operan en las TIC, en términos de facilitar el acceso a esas plataformas de telefonía móvil a un costo asequible, y al mismo tiempo alentarlos a innovar y extender los servicios y, con el tiempo, las oportunidades económicas a la población?

¿Cómo planea ayudar el Banco a los países, en particular a los de África al sur del Sahara, para desarrollar su capacidad para el comercio de los servicios de las TIC a nivel nacional e internacional? ¿Qué medidas concretas se están tomando para que África al sur del Sahara sea competitiva en esta área?

Christine Zhen-Wei Qiang:
Contar con el entorno comercial adecuado puede facilitar el desarrollo de las TIC. De igual manera, las TIC pueden fomentar, posibilitar y facilitar el comercio. Se puede considerar la relación entre el comercio y las TIC desde tres ángulos: El comercio de las TIC (por ejemplo, las llamadas telefónicas internacionales), el comercio de servicios para los cuales las TIC son un elemento esencial (por ejemplo, la subcontratación de servicios de entrada de datos o de programas de computación), y las TIC como facilitadora general de otros tipos de comercio (por ejemplo, un agricultor que utilice los mensajes de texto para consultar los precios de exportación). Se habla de estos tres ángulos en forma colectiva como “comercio de servicios relacionados con las TIC".

En el año 2007, el Banco Mundial llevó a cabo una serie de estudios y de desarrollo de capacidades en el comercio de servicios relacionados con las TIC para los países de África oriental y meridional (Comercio de servicios de la información y las comunicaciones: Oportunidades para África oriental y meridional, disponible en nuestro sitio web). El estudio halló que algunos de los elementos esenciales necesarios para el comercio exitoso de las TIC (“competitividad de las TIC”) no eran suficientes. Dichos elementos incluyen una infraestructura de red, una política que cree las condiciones adecuadas, un marco legal y regulador, la educación y capacitación que se requieren para tener una fuerza laboral con las habilidades necesarias en las TIC, el uso de aplicaciones de las TIC por parte de empresas y gobierno y la concientización de los consumidores.

El Banco está efectuando el seguimiento de este trabajo analítico con proyectos en Ghana, Kenya, Nigeria y Rwanda, para facilitar el comercio de las empresas de las TIC, en particular la subcontratación de servicios empresariales. Estos proyectos incluyen, entre otras cosas, el respaldo a las asociaciones industriales, el desarrollo de parques de tecnologías de la información, sociedades con la industria para que acepten la capacitación de personal y el respaldo a las actividades de promoción de las inversiones. Es probable que se sumen más países, dada la buena disposición de los estados interesados y la eficacia de los programas anteriores.


John Daly:
¿Cómo haría para estimar las propuestas más rentables del uso de las TIC para la reducción de la pobreza? ¿Es más importante dotar a los ciudadanos de teléfonos celulares o al gobierno de computadoras personales? ¿Qué sucede con el diseño y fabricación de las aplicaciones comerciales?

Christine Zhen-Wei Qiang:
La planificación e implementación de las TIC deberían estar estrechamente ligadas al desarrollo económico general de un país y a su estrategia de reducción de la pobreza. Nunca es una tarea fácil establecer prioridades entre diferentes (y a menudo comparables) reclamos, tampoco existe una solución universal. Dicho esto, nos gustaría fomentar una evaluación amplia de los pilares claves del sector de las TIC para evitar proyectos o programas que promuevan el e-gobierno sin tener la infraestructura adecuada, que expandan la banda ancha sin desarrollar las aplicaciones y el contenido o que desarrollen industrias de IT sin contar con la mano de obra calificada.


Kibinkiri Eric Len:
Estimada Christine, tiene mucha razón en afirmar que las TIC tienen un poder de transformación, especialmente en el mundo en desarrollo.
¿Qué está haciendo el Banco Mundial con respecto a educar a la población sobre las posibilidades de las TIC para el desarrollo y para la reducción de la pobreza en África, en especial en África al sur del Sahara, de donde vengo? Para ser más específico, ¿qué clase de capacitación está ofreciendo el banco respecto de las TIC a los jóvenes, quienes constituyen la mayoría de la fuerza laboral y son los más vulnerables de África al sur del Sahara?

Christine Zhen-Wei Qiang:
La mayoría de los programas de las TIC del Banco Mundial en los más de 30 países de África al sur del Sahara incluyen programas dirigidos al desarrollo de capacidades, tanto para el sector público como para el privado. En una serie de países, que incluyen a Ghana y Nigeria, estamos trabajando con el gobierno para desarrollar programas de semilleros, destinados a poner a punto las habilidades empresariales de los jóvenes, en particular en el desarrollo de software y otras aplicaciones innovadoras. También estamos trabajando con la industria para diseñar programas de capacitación en desarrollo de software y habilidades básicas de subcontratación de servicios empresariales, en concordancia con las necesidades de la industria.


Malak Oussidhoum:
Creo en el hecho de que la conectividad ayuda a cambiar la vida de las personas de muchas maneras, pero me preguntaba, dadas las diferentes experiencias en este tema, ¿este impacto está condicionado por el nivel de educación y alfabetización de las personas involucradas en el proceso?

2. ¿Cuáles son las condiciones de la aplicación de la relación del 10% de aumento en la conexión de Internet de alta velocidad, un aumento del 1,3% del crecimiento económico?
Muchas gracias.

Christine Zhen-Wei Qiang:
El impacto de la conectividad a Internet de alta velocidad, y más en general de las TIC, sobre el crecimiento económico, se consolida a través del impacto sobre las personas, las empresas, los gobiernos y las comunidades. Deberíamos recordar que a estos agentes económicos siempre les lleva un tiempo darse cuenta de cómo proporcionar el mejor uso a las TIC que están a su alcance. En la mayoría de los casos, las personas, firmas y comunidades tendrían que realizar inversiones en “capital complementario” (por ejemplo, capacitación y habilidades de los trabajadores, ajustes organizativos o incluso institucionales) para cosechar todos los beneficios de las TIC. El efecto podría amplificarse gracias a la flexibilidad y disposición de los usuarios de las TIC para transformar sus hábitos laborales, actualizar sus habilidades y adoptar la tecnología en sus actividades económicas.

La posibilidad de que este gran potencial contribuya al crecimiento dependerá también de que los gobiernos comprendan la oportunidad y garanticen la existencia de las condiciones que la respalden (por ejemplo, proporcionar la conectividad de alta capacidad) a través de reformas reguladoras y de políticas, así como de inversiones estratégicas y asociaciones público-privadas. Hacer realidad los beneficios de Internet requiere el desarrollo de nuevos contenidos, servicios y aplicaciones.


MA:
Parece que los donantes están sufriendo de fatiga por TIC, luego de una serie de propuestas equivocadas de ICT4D (telecentro/dumping de tecnología, inversión en infraestructura sin desarrollo de capacidades, incapacidad para comprender el impacto de los marcos reguladores, falta de experiencia analítica para encauzar el uso de las TIC en áreas de interés específico de desarrollo, como agua, energía, educación, etc.); para aquellos de nosotros que trabajamos en el sector, este análisis y sus conclusiones son muy alentadores y el informe es una herramienta muy necesaria para avanzar en el debate en referencia al ICT4D. ¿Cómo reaccionaron a estos hallazgos hasta ahora los países donantes y receptores? ¿Están solicitando más de este tipo de trabajo y, si es así, en qué están interesados específicamente? Si tuviera que hacer este análisis otra vez, ¿dónde profundizaría más?
¡Gracias!

Christine Zhen-Wei Qiang:
Muchos ministerios y reguladores de las TIC y organizaciones internacionales solicitaron una copia de nuestro informe. La mayoría de ellos están interesados en nuestros hallazgos sobre el elevado impacto económico de la banda ancha: Por cada incremento de 10 puntos porcentuales en la penetración de los servicios de banda ancha, corresponde un incremento del crecimiento económico de 1.3 puntos porcentuales. Además, algunos mostraron interés en el enorme potencial de la plataforma inalámbrica/de telefonía celular (por ejemplo, prestación de servicios públicos y privados) y las industrias de tecnología de la información y de servicios habilitados por las tecnologías de la información (por ejemplo, creación de empleos, promoción de las exportaciones) para los países en desarrollo.

Tendremos el próximo número del informe IC4D en 2011 ó 2012. Nos gustaría profundizar en(a) las políticas de banda ancha y los modelos sostenibles de asociaciones público-privadas; y (b) las aplicaciones de telefonía móvil para el desarrollo sectorial (por ejemplo, servicios bancarios móviles, educación, salud, información agrícola/de mercado, redes sociales, etc.), en términos de lineamientos reguladores y operativos prácticos que involucren al gobierno, operadores de telecomunicaciones, desarrolladores de aplicaciones y usuarios de telefonía celular.


Lambert:
¿Las TIC tuvieron un impacto positivo neto para los países en desarrollo? Por supuesto, han sido útiles para ellos, pero han sido aun más útiles para los países desarrollados y bien podría ser (¿alguien lo ha investigado?) que ellas en realidad hayan disminuido la posición competitiva de los países en desarrollo en los mercados mundiales. Claro, los países en desarrollo no tienen otra opción que comenzar a usar las TIC, lo mismo que con otras innovaciones como la electricidad o las vacunas, pero ¿”acortarán la brecha”?

Christine Zhen-Wei Qiang:
De acuerdo a nuestro estudio reciente en muchos países (que abarca 120 países desarrollados y en desarrollo) entre 1980 y 2006, el beneficio en crecimiento que proveen las telecomunicaciones a los países en desarrollo fue de mayor magnitud que el de las economías desarrolladas para cada servicio de telecomunicaciones (ver el gráfico). Probablemente se deba a que los servicios de telecomunicaciones ayudan a mejorar el funcionamiento de los mercados, reducen los costos de las transacciones y aumentan la productividad, gracias a una mejor administración de los sectores públicos y privados. Estos problemas fueron más graves en las economías en desarrollo que en las desarrolladas. Por lo tanto, los países en desarrollo ganan más si resuelven algunos de ellos a través de un mejor acceso a las telecomunicaciones.

No quiere decir que la “brecha digital” no exista. Especialmente cuando nos desplazamos del simple mensaje de texto y voz a servicios y aplicaciones más complejas, el potencial de beneficio que se obtenga de las TIC dependerá de factores (como mencioné en mi respuesta a Malak) en los cuales los países desarrollados tienen ventajas comparativas. Pero las TIC ofrecen posibilidades de avanzar rápidamente y nuevas oportunidades a todos los niveles. Entonces, trabajemos juntos para maximizar su impacto en el desarrollo, en especial en los países de bajos ingresos.

Gráfico: Growth Effects of Telecommunications i

Bien, es todo el tiempo que tenemos hoy. Muchas gracias por sus excelentes preguntas y por su interés en el trabajo del Banco en lo referente a las TIC. Si todavía no lo han hecho, visiten el IC4D website. i

La conectividad, ya sea Internet o los teléfonos celulares, está proporcionando cada vez más información de mercado, servicios financieros y servicios médicos a áreas remotas, y está ayudando a cambiar las vidas de las personas en formas sin precedentes. Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), en particular Internet de alta velocidad, están cambiando la manera de hacer negocios de las empresas, al transformar la forma de brindar los servicios públicos y democratizar la innovación. Por cada incremento del 10 por ciento en las conexiones de Internet de alta velocidad, el incremento del crecimiento económico es de 1,3 por ciento.

“La plataforma de telefonía móvil está emergiendo como la manera más poderosa de extender las oportunidades económicas y de servicios claves a millones de personas", dice Christine Zhen-Wei Qiang, economista del Banco Mundial y editora del informe del Grupo del Banco sobre tecnología de la información y desarrollo titulado “Información y Comunicación para el desarrollo 2009: Ampliar el alcance y aumentar el impacto”.



Expertos

Economista Superior del Departamento de Tecnologías Mundiales de Información y Comunicaciones del Grupo del Banco Mundial