Buen gobierno

Las Prácticas Mundiales de Buen Gobierno brindan apoyo a los países clientes ayudándolos a crear instituciones competentes, eficientes, abiertas, inclusivas y responsables.